Noticias

El Banco Santander apuesta por la desconexión digital

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
Desconexión digital

Es un concepto cada vez más frecuente, el de desconexión digital. Consiste en los derechos que obtiene el empleado, respecto a no tener ninguna obligación con la comunicación digital con la empresa, ya provenga desde el correo electrónico como desde el teléfono móvil.

Gracias a esta normativa, cada vez está más asimilado que los empleados puedan disfrutar de una desconexión completa, con respecto a la responsabilidad del trabajo, cuando se encuentran fuera de horario laboral o en su periodo oficial de vacaciones.

Banco Santander y la  desconexión digital

Una de las últimas empresas que se ha suscrito de forma oficial a esta estrategia de desconexión digital ha sido el Banco Santander. La entidad española con negocios internacionales ha confirmado que sus empleados no tendrán por qué responder al teléfono móvi, ni tampoco tendrán que hacerlo a los correos electrónicos, cuando se encuentran fuera del horario laboral. El objetivo es conseguir una mayor sensibilización con respecto al uso razonable y responsable de las nuevas tecnologías en lo que se refiere a sus empleados

No es  la única compañía con objetivos internacionales que ha anunciado estos días unas mejoras de las condiciones de trabajo respecto a sus trabajadores. Recientemente Ikea también ha valorado la posibilidad de desconexión digital entre sus empleados, además de otras muchas mejoras relacionadas con diversos ámbitos, como por ejemplo el contrato laboral, incluida también la posibilidad de disfrutar de 2 días libres todas las semanas.

En lo que respecta al Banco Santander, las mejoras con sus empleados incluyen dar mayor flexibilidad en cuanto al horario laboral, por ejemplo en lo relativo a las oficinas que espera poder abrir por las tardes, dentro de la denominada Smart Red.

Estas nuevas sucursales se desmarcan sensiblemente de las tradicionales, con una amplitud mucho mayor de sus instalaciones, así como un trato más cercano y personalizado al cliente.

Esto incluye un horario más flexible, unas mejores condiciones laborales, beneficios sociales o ayudas por determinados aspectos familiares, económicos y sociales.

El objetivo, junto con la desconexión digital, es conseguir presentar siempre a la empresa de forma atractiva, para motivar a los mejores profesionales a tener interés por trabajar en ella.