Noticias

El BCE seguirá estimulando la economía

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
inflación zona euro

El año 2017 tenía fijados unos objetivos de inflación que no llegan. Esto está motivando que desde el Banco Central Europeo (BCE) se plantee el mantenimiento de los estímulos económicos ante la incertidumbre en la Unión Europea y en otros mercados económicos.

Ha sido el propio presidente del BCE, Mario Draghi, quien ha confirmado esta tendencia, que se detallará en las próximas semanas, antes de que finalice el año. Estas medidas girarán en torno a la estrategia existente de unos tipos de interés bajos y la compra de deuda pública y privada en la zona euro.

El objetivo del 1,9% que puede no alcanzarse

Se esperaba un incremento de la inflación durante los primeros meses del año, no solo en el mercado europeo, sino a nivel mundial. Nunca llegó esta inflación, pese a que es cierto que ha estado creciendo paulatinamente.

No obstante, lo ha hecho a una velocidad muy lenta, sin alcanzar el objetivo que situaba la situación óptima justo por debajo del 2%, siendo ideal el 1,9%. De hecho, la volatilidad de los mercados y la lenta inflación consideran muchos analistas que se trastocará en los próximos meses. En el año 2018, por esa razón, es posible que la inflación pierda fuerza en su crecimiento.

De hecho, esto ha motivado que el objetivo realista sea que vuelva a crecer en el año 2019 y lo haga solo hasta el 1,5% que tiene en la actualidad. Esto queda muy por debajo de lo que se esperaba de la inflación en el presente, por lo que las medidas de estímulos económicos deben continuar, tal y como ha argumentado el presidente del BCE.

Las medidas se anunciarán en octubre

Pese a que se pueden adivinar las estrategias que Draghi y la institución que dirige tomarán para una recta final de año sin imprevistos, no será hasta el mes de octubre (sin fecha específica) cuando el presidente del BCE anuncie con exactitud en qué se mantendrán o variarán las medidas actuales.

En principio, se considera que la compra de bonos mantendrá el nivel de 60.000 millones de euros cada mes al menos hasta la llegada de 2018. Igualmente, está bastante claro que la tasa de interés se mantendrá en el 0%, como principal estímulo para la compra. Con todo, la estrategia variará, según ha indicado el presidente, si la situación empeore hacia la situación deflacionista vivida hace unos años.