Análisis

Cuándo le compensa el renting a un autónomo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Si eres autónomo, debes tener en cuenta que el renting puede ser una buena forma de conseguir un vehículo para trasportarte durante tu trabajo, gracias a que este sistema cuenta con muchas ventajas.

Hay que dejar claro que solo el 13% de las pequeñas empresas apuesta por este sistema, mientras que el 63% de las grandes empresas sí que apuestan por el renting. Por este motivo, vamos a ver cuándo el renting compensa al autónomo. Además te recomendamos que si estás interesado en el renting para pymes y buscas los mejores precios, no te pierdas las ofertas para pymes que encontrarás en este portal especializado.

¿Interesa al autónomo el renting?

Lo importante es hacer cuentas y ver si realmente interesa el renting o no. Hay que tener en cuenta que el autónomo puede meter hasta el 100% del gasto mensual del renting como gastos, por lo que puede deducir el gasto.

Hay que recordar que la cuota puede ser deducida hasta el 100% a excepción del Iva e IRPF. Esto puede ser deducido en el IRPF, lo que quiere decir que tendrías que pagar menos dinero, ya que los beneficios serían menores. Es decir, al meter el renting como gasto, los impuestos a pagar serán menores.

El Iva también puede ser deducido. Eso sí, los expertos recomiendan deducirse el 50% del Iva si el coche va a ser usado tanto para la empresa como para uso personal. En cambio, si el vehículo solo va a ser usado con un fin empresarial, entonces el autónomo podrá deducirse hasta el 100% del IVA (fuente). Esta opción es la elegida por los autónomos que adquirieren una furgoneta de trabajo a través del renting.

A la hora de valorar si el renting es realmente positivo para los autónomos, hay que tener en cuenta el coste mensual del vehículo. Ten en cuenta que no todos los coches cuentan con el mismo precio. No es lo mismo adquirir un Renault Clio, el cual es de los más baratos a día de hoy, que adquirir un Audi A4 por ejemplo. Si apuestas por un coche sencillo, tendrá que abonar una cuota mensual muy cómoda para ti, por lo que no presentará ningún problema para el futuro de tu negocio. Además conseguirás un vehículo nuevo con el cual desplazarte por la ciudad, en el cual podrás poner también publicidad de tu empresa, siempre que lo solicites previamente a la empresa que te ha vendido el coche.

Las ventajas del renting son para todo el mundo las mismas, lo que quiere decir que si las grandes empresas se aprovechan de este sistema, los autónomos también se pueden aprovechar. El problema en muchas ocasiones es la falta de comunicación, la cual hace que muchos autónomos no se atrevan a usar el renting.

Si el autónomo contrata un coche a través de renting, podrá disfrutar de un ahorro en conjunto, podrá ahorrarse muchos gastos del vehículo los cuales son asumidos por la empresa que ofrece el renting y además se puede deducir el IVA y el IRPF, por lo que en la gran mayoría de ocasiones el autónomo saldrá ganando.

Lo que hay que tener en cuenta, es que el renting no solo es para vehículos de alta gama, sino que está disponible para vehículos de todo tipo de precios. El autónomo solo debe elegir el coche que más le conviene, comparar precios y firmar el contrato. Estos contratos suelen tener una duración media de 4 años. Pasado este tiempo, el cliente podrá firmar otro contrato con la empresa o quedar libre de hacer lo que quiera. Si firma otro contrato, podrá disfrutar de un coche nuevo durante otros 4 años o durante el tiempo que tenga vigor el mismo.

Por todo ello, podemos concluir que el renting siempre es muy interesante para los autónomos, siempre y cuando tengan capital suficiente como para poder hacer frente a la pequeña cuota mensual que se le cobrará.

¿Cuánto puede costar un coche de renting?

Como hemos comentado anteriormente, el precio de este tipo de vehículos dependerá del coche que quieras conducir. Si vas a por un modelo sencillo y básico, el precio a pagar será de unos 200 a 250 euros. En cambio, si quieres conducir un coche de lujo o de alta gama, entonces el precio podría ascender a los 400 euros o más. Todo depende del coste que quieras asumir y del tipo de coche que quieras conducir. Lo que si debes tener en cuenta, es que a través de las empresas online siempre podrás conseguir los mejores precios del mercado, por lo que es un buen sistema para poder ahorrar un poco más de dinero.