Noticias

Docomo presenta la nueva transformación del smartphone

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
móvil Docomo

La empresa japonesa NTT Docomo ha presentado de forma oficial su smartphone KY-01L. Si bien el nombre puede no ser el más atractivo comercialmente, sí que pasará a la historia por suponer la inversión de la empresa nipona en lo que se puede considerar la nueva transformación de los teléfonos móviles.

Un móvil como una tarjeta de crédito

El KY-01L de Docomo, que saldrá al mercado en el mes de noviembre a un precio equivalente de unos 250 euros, es también el más ligero y fino del mercado. Tanto es así, que apenas se diferencia de una tarjeta de crédito en cuanto a dimensiones. El peso total alcanza solo los 47 gramos.

No obstante, dista mucho de ser un móvil de gama Premium y no solo por su diseño sobrio en negro con una pantalla monocromo.

De hecho, solo permite entre sus funciones realizar llamadas y comunicarse vía SMS, una limitada navegación por Internet y poco más. No tiene sistema operativo compatible con la descarga de apps, ni tampoco incluye cámara fotográfica, por lo que también suponemos que su almacenamiento interno será escaso.

El KY-01L está fabricado por la compañía Kyocera, tiene un tamaño que permite una pantalla de 2,8″ y destaca más por lo fino que es que por sus prestaciones, pues su grosor es de solo 5,3 milímetros.

¿Por qué invertir en un móvil como el KY-01L?

Docomo tiene muchos motivos por los que invertir en móvil tan innovador, pero aparentemente limitado en posibilidades. Cada vez se constata más la presencia de perfiles de usuarios no interesados en la telefonía móvil predominante.

Es un perfil objetivo que no está interesado en la descarga de apps, no quiere tener un contacto eterno con las redes sociales y todavía gusta de llamar por teléfono a sus contactos. Puede parecer anacrónico, pero este perfil está en auge.

Por otro lado, la estrechez del dispositivo de Docomo es importante. Es la tendencia a la que los líderes de la telefonía móvil mundial tienden con cada nuevo desarrollo y los japoneses han pegado un salto de gigante.

De hecho, el peso sigue siendo uno de los principales problemas para las compañías. Incluso el último modelo de Apple, el iPhone XS, pesa 177 gramos frente a los 47 gramos del KY-01L.

Esto significa que los límites se pueden superar, que Samsung, Huawei, Xiaomi y compañía tienen opciones de crear próximamente un móvil premium tan fino como una tarjeta de crédito. Puede que sean más atractivos y, seguro, más caros pero ya no podrán ser los primeros. Ese título es para Decomo.