Noticias

IBM apuesta por la inversión en Red Hat para vencer a la competencia en gestión de datos

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
IBM

La gestión de datos es uno de los negocios tecnológicos más rentables. Pero ser uno de los protagonistas no es nada fácil. Ni siquiera IBM, con todo su potencial económico y de talento consigue plantar cara a Azure de Microsoft o a AWS de Amazon, entre otros.

Por este motivo, la compañía estadounidense ha decidido hacer uso de la inversión por adquisición como estrategia rápida de generar activos. Lo ha hecho con una ya vieja conocida, Red Hat, a la que ha adquirido por una compra que asciende hasta los 30.000 millones de dólares.

Red Hat, nueva filial de IBM

La operación de compra se ha realizado en unos términos en los que la compañía del sombrero rojo se convierte en filial de IBM. En palabras de su consejero delegado, Jim Whiteburts, esto supone una oportunidad única con la que aprovechar los recursos de la matriz tecnológica y conseguir crecer al mismo ritmo que la competencia.

De hecho, el crecimiento económico es efectivo e inmediato. IBM ha pagado un coste de 166 euros por acción, aumentando así un 65% el valor de la compañía, hasta los 30.000 millones. Antes de la operación de compra Red Hat presentaba una capitalización bursátil de 18.000 millones.

Ventajas para IBM de invertir en Red Hat

La inversión en Red Hat está notablemente justificada y al parecer el coste económico ocasionado, también.

Por un lado ambas compañías se conocern perfectamente. La colaboración entre ambas viene de hace años, por lo que las sinergias se han confirmado ya previamente y ambas parecen saber el valor que teienen la una para la otra. Por tanto, no se peude categorizar como inversión de riesgo la operación de IBM.

Por otro lado, para la matriz esto supone adelantar varias casillas en la carrera de la gestión de datos. Los intentos propios estaban siendo lentos e infructuosos. Incluso desde Asia la competencia llega mucho más rápido y con potencial para luchar por el liderazgo.

Competir en el mercado de gestión de datos es complicado, pero si una vez intentado todo parece indicar que no se cuenta con los recursos o ideas apropiadas, ?qué mejor que adquirir una compañía experta en el sector, a la que se le puede ofrecer el impulso que necesita para plantar cara a la competencia?

Por último, IBM recupera una imagen de fortaleza que estos últimos días todas las tecnológicas parecen haber perdido. Casi en su totalidad y por razones distintas se están desinflando en Bolsa. IBM acusaba su descenso en los ingresos económicos. Ahora debería buscar una rentabilidad a medio plazo con la que confirmar que esta adquisición millonaria tiene sentido en su estrategia de negocio.