Noticias

Inversores confían en Renault por los rumores de su fusión con Nissan

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
Fusión Renault y Nissan

El mercado automovilístico podría estar a punto de vivir un nuevo cambio importantísimo para todo el sector, si es que los rumores no confirmados de que Renault y Nissan se fusionarán en una sola empresa se cumplen.

Subida en Bolsa de Renault

A pesar de que no hay comunicado oficial (ni tampoco se ha desmentido), los inversores han volcado toda su confianza en este anuncio y han apoyado las acciones de Renault, que ha subido en Bolsa con un incremento de su valor por unidad del 5,79% hasta alcanzar 95,80 €.

Obviamente, el resto del sector del automóvil se ha visto beneficiado por este impulso inversor y, de forma general, las Bolsas han visto cómo todas las acciones de estas compañías cobraban impulso hacia arriba.

En París, por ejemplo, Peugeot conseguía un incremento del 3,4%, mientras que en Fráncfort BMW superaba el incremento del 3%, igual que Volkswagen.

Posibilidades de la fusión entre Renault y Nissan

No les falta motivos a los inversores para confiar en que la fusión se haga efectiva. En la actualidad Renault posee el 43% del capital de la compañía japonesa, al mismo tiempo que Nissan posee el 15% correspondiente respecto a la empresa francesa, en una situación de mutua confianza inversora que dura ya dos décadas.

Es más, el presidente de ambas compañías es la misma persona, Carlos Goshn, que obviamente sería también presidente de la empresa resultante, si es que la fusión tiene lugar.

Dificultades de la fusión entre Renault y Nissan

Pese a que todo parece indicar que la fusión es una operación comercial factible, dada la rentabilidad de ambas compañías y la situación empresarial en la que se encuentran, todavía hay ciertas dificultades que tendrían que superarse.

La principal es que los gobiernos podrían no estar de acuerdo en esta fusión. En parte porque también son propietarios, como el caso de Francia, que posee el 15% de la compañía automovilística.

Además, aunque se considera bastante factible que las sedes de ambas compañías permanecerían tanto en Francia como en Japón, para las autoridades estatales supone perder cierto control y, por tanto, beneficio de dos de sus empresas nacionales más importantes.

A nivel de mercado, esta fusión estaría en consonancia a otras que se han producido recientemente, dado que el sector del automóvil está en un profundo cambio de tendencia hacia inversiones cada vez más costosas, con el fin de explotar las nuevas tecnologías. El poder de unión de Nissan y Renault formaría un nuevo grupo empresarial que podría abordar el futuro del sector con opciones de liderazgo.