Noticias

La inestabilidad internacional afecta a las inversiones en Wall Street

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
Inversión y Wall Street

Se ha dado una situación complicada en la economía internacional, que desde diferentes sectores afecta a los índices de Wall Street hasta provocar una profunda desconfianza por parte de los inversores.

Los 3 factores internacionales que más afectan a Wall Street

De todos los problemas actuales, el anuncio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en relación a una política proteccionista frente a los productos de China, ha sido el que ha desatado mayor desconfianza.

Los inversores temen que una guerra comercial hunda los precios de algunos productos o arruine empresas enteras, lo que afecta considerablemente a la búsqueda de inversiones arriesgadas a corto plazo.

Por otra parte, no ayuda el hecho de que la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed) haya anunciado al mismo tiempo que subía los tipos de interés una vez más. Pese a que se esperaba esta decisión ha sido también impulsada por la llegada al puesto de la presidencia de la institución de Jerome Powell.

Además se prevé que habrá nuevas subidas de tipos a lo largo del año, por lo que esta medida no estimulará precisamente la economía, ya que normalmente se aplica cuando la situación de crecimiento es sostenible. Desde la Fed aseguran que los próximos meses serán de crecimiento, pero complementadas estas declaraciones a las del presidente Trump, los inversores desconfían.

La guinda del pastel la ha supuesto Facebook y el escándalo de la fuga de datos de unos 50 millones de perfiles, que ha hundido la credibilidad, honestidad y confianza en la compañía y los inversores temen que se propague al resto del sector tecnológico, uno de los más importantes actualmente en Wall Street.

Descensos continuados en Wall Street

Todas estas situaciones han motivado que Wall Street protagonice descensos continuados en diferentes índices.

El Dow Jones arrastró una caída de 725 puntos, un 2,9%, lo que lo deja por debajo del límite de 24.000 puntos. Similar situación vivió el Nasqad con una caída del 2,4% y el S&P 500 del 2,5%.

Del mismo modo, algunas importantes compañías han visto reducir la presencia de inversores por esta desconfianza hacia cómo podría afectar la situación, sobre todo en relación a la política proteccionista.

Boeing o Caterpillar, por ejemplo, descendieron un 5% precisamente por este factor y no se espera una recuperación inmediata, salvo un cambio poco probable en la estrategia económica de Trump.