Noticias

Cómo vestir para una entrevista de trabajo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
Como vestir para una entrevista de trabajo

¿Has tenido la suerte de que una empresa te ha llamado para realizar una entrevista de trabajo? Debes saber que el CV no es lo único que necesitas. Es importante que vayas bien vestido para dar una buena imagen y tener más posibilidades de conseguir el puesto de trabajo. Si quieres saber que llevar, te invito a seguir leyendo.

Cómo vestir para una entrevista de trabajo

Antes de acudir a la entrevista, te recomiendo investigar un poco sobre su política de vestuario. No todas las empresas tienen las mismas políticas y es importante conocerlas para ir vestidos de manera adecuada.

Una vez que sabes que es lo que debes llevar, es importante que uses un vestuario con el cual te sientas cómodo. De nada servirá ir perfectamente vestido si no te encuentras cómodo.

A la hora de elegir un vestuario, recuerda que los colores no sean demasiado llamativos. En el vestuario de un hombre puede ser una buena idea llevar camisas de vestir blancas o azules. Y si apuestas por llevar un traje, recuerda que lo mejor que puedes hacer es apostar por un traje sencillo de color gris y negro. Digo un traje sencillo porque el traje nunca debe ser mejor que el del jefe.

Siempre debes apostar por llevar a una entrevista de trabajo una camisa frente a las camisetas. Recuerda, lo más importante es dar siempre una buena imagen para conseguir que caer bien al entrevistador o entrevistadora y tener posibilidades de acceder al trabajo.

Siempre debes apostar por un calzado de calidad, bien aseado y sobre todo que sea cerrado. El calzado siempre debe combinar bien con el resto del vestuario. Puede parecer una tontería la combinación, pero los entrevistadores siempre se fijan en todo para conseguir encontrar siempre al mejor candidato.

Es muy importante acudir a la entrevista de trabajo bien aseado. Como he comentado antes, lo importante es crear una buena sensación desde el primer segundo. En este caso debes acudir a la entrevista bien afeitado, bien peinado y llevar un cinturón y un reloj a juego con el vestuario. Ya se que los relojes ya no se llevan, pero te puedo asegurar que un reloj dará una buena imagen.

Como es de esperar, a la hora de acudir a la entrevista, siempre debes ir con la ropa bien planchada. No hay nada que de peor impresión que ver a un candidato que acude con la ropa arrugada.

Cómo no vestir para una entrevista de trabajo

A pesar de que los vaqueros y las camisetas son el vestuario normal en la gran mayoría de ciudadanos y trabajadores, debes recordar que tu eres un candidato a trabajar y no un trabajador más. Evita acudir a la entrevista de trabajo con pantalones vaqueros y camisetas porque la probabilidad de conseguir el trabajo será casi nula. Es más, incluso si el código de vestimenta de la empresa es informal, es importante que tu vayas a la entrevista bien preparado. Luego ya tendrás tiempo para vestir informal (fuente: BBC)

Nunca vayas a una entrevista de trabajo con zapatillas. Da muy mala impresión y esto te va a cerrar muchas puertas. Otro error muy común de muchos jóvenes, sobre todo en verano, es acudir a la entrevista con sandalias. En este caso no importa si vas con o sin calcetines, en ambos casos darás mala imagen.

Nunca debes acudir a una entrevista de trabajo con ropa muy llamativa o demasiado moderna. Por ejemplo, no te recomiendo llevar prendas con colores demasiado llamativos, al igual que no te recomiendo llevar prendas que estén rotas. Esto en la calle se lleva, pero para un entrevistador seguro que será la pauta para decir “ya te llamaremos” y nunca lo harán.

Los accesorios no son buenos aliados en las entrevistas. Siempre que puedas debes evitar llevar tatuajes que se puedan ver, pendientes o piercing. Lo importante es mostrar naturalidad y con estos accesorios no lo conseguirás.

No olvides que siempre debes ir bien aseado y nunca debes acudir a una entrevista de trabajo después de una noche de fiesta. Parece mentira, pero muchas personas lo hacen y esto provoca que el “no” ya este sobre la mesa nada más entrar.

Recuerda, conseguir una entrevista de trabajo no es fácil. Si la tienes, aprovéchala porque no sabes cuando podrás volver a tener una nueva oportunidad.