Noticias

Carrefour se atreve a invertir en alimentos a base de insectos

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
Inversión en alimentación ecológica

Carrefour sigue buscando nuevas oportunidades con las que perseguir a su directo rival en el sector, Mercadona. A pesar de que el líder está muy lejos en cuanto a cuota de mercado, todavía hay muchas oportunidades para el segundo de encontrar nichos de comercialización.

El último supone la inversión en un área todavía muy desconocida por parte de los consumidores españoles, el de los alimentos elaborados a base de insectos.

Se trata de hasta 10 artículos diferentes que van desde barritas energéticas hasta simples snacks, que se han fabricado con grillos y gusanos.

Alimentación ecológica en Carrefour

Uno de los principales valores que ofrece Carrefour con estos alimentos es el de fomentar la alimentación ecológica. Esto es posible, porque estos productos no solo provienen de insectos, sino que además el proceso de elaboración es completamente manual y los ingredientes provienen de la agricultura ecológica.

Como es lógico, optar por este tipo de alimentación también hace mucho más sostenible a la empresa. Su emisión de gases de efecto invernadero desciende en estos productos hasta un 99%, además de que la contaminación producida y el consumo de agua que requieren se reducen drásticamente con ellos.

Una nueva línea de alimentos en 2018

La razón de que ahora se haya decidido Carrefour por este tipo de alimentación no es una coincidencia. Desde el 1 de enero de 2018 en la Unión Europea (UE) se identifica a los insectos como alimento que se puede comercializar en supermercados.

Muchas instituciones, como la Organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas (FAO), han identificado a los insectos desde hace tiempo como el alimento del futuro. De hecho, en muchos países su consumo es completamente normal. Se considera que hasta 2.000 millones de personas en todo el mundo ya los consumen.

En España solo se debe realizar una transformación de cultura gastronómica para implantar este tipo de alimentación en la dieta corriente.

Los productos de Carrefour son el primer paso, aunque de momento se corresponde con un tipo de alimentación algo cara. La oferta del supermercado ofrece unidades de alimentos que pueden llegar a costar 10 euros, muy por encima de lo que snacks y aperitivos similares requieren actualmente en la mayoría de marcas que se comercializan.

La evolución del mercado sugiere que las empresas seguirán invirtiendo en la elaboración y sobre todo promoción de este tipo de productos, conforme se extienda su consumo y se abarate su acceso, para atraer a un mayor número de clientes.