Noticias

Las empresas invierten en su campaña de Rebajas con algún adelanto por el calendario

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
época de rebajas

El próximo 30 de junio empiezan las rebajas. No será el 1 de julio como normalmente sucede todos los años, sino un día antes para los grandes grupos empresariales del sector como El Corte Inglés o Inditex en todas sus marcas.

La principal razón es que este año cae sábado el día 1 de julio y se considera que si el 30 de junio no hay rebajas, los consumidores van a esperar irremediablemente un día más, lo que supone una pérdida de competitividad importante.

Al mismo tiempo, también se inicia el periodo vacacional. Si bien esto es realmente una ayuda para no interferir con ningún viaje de vacaciones, tampoco parece haber sido preocupante en años anteriores, lo que motiva a pensar que se trata más de una pura estrategia de respaldo, que en realidad de un apoyo al consumidor.

Las rebajas y las tiendas online

Uno de los factores más decisivos este año con relación a las Rebajas de verano es el relativo al comercio electrónico. Aquí se pueden distinguir varios actores, siendo los protagonistas principales, precisamente también las empresas responsables de las marcas más prestigiosas.

Todas ellas adelantan todo lo posible el lanzamiento de promociones digitales, con el fin de que desde cualquier lugar se pueda realizar la compra online. Esta vez se ha reforzado la gestión de envíos, con el fin de que la experiencia sea lo más satisfactoria para el cliente, último escollo en un terreno donde el comercio electrónico ha superado los retos de seguridad y usabilidad con creces en la mayoría de casos.

El adelanto lógico de las Rebajas por parte de la competencia

Es reseñable el hecho de que la competencia con algunas marcas a la cabeza como H&M o Women’s Secret, hayan decidido adelantar incluso más de una semana el periodo de rebajas. En realidad tiene toda la lógica, dado que ofrece un suficiente adelanto frente a las vacaciones de verano, como para resultar atractivo a los potenciales compradores que luego se van de viaje.

Además, no entorpece en absoluto la temporada veraniega, pues puede terminar antes el periodo de rebajas y seguir con promociones especiales los meses de julio y agosto, para seguir motivando las ventas, aunque no sea la mejor época para ello.

Por descontado, esto unido a la venta online, implica la posibilidad para los usuarios de encontrar prendas de ropa muy por debajo de su precio original, sin tener que ir hasta la tienda y en unas rebajas adelantadas temporalmente. Inmejorable.