Noticias

Ford cancela una inversión en México por presión de Donald Trump

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
Escrito por Marketing

La empresa estadounidense fabricante de automóviles Ford, ha anunciado que la inversión prevista de 1.600 millones en México para el desarrollo el nuevo Ford Focus ha sido cancelada. La noticia llega tras pocas horas de un tweet en el que Donald Trump acusaba a General Motors de invertir en México.

El presidente electo de los Estados Unidos lleva desde la misma campaña electoral lanzando mensajes amenazantes para las empresas que sigan invirtiendo en México con el fin de conseguir un ahorro económico.

Para las empresas fabricantes de automóviles, la fabricación de un vehículo en tierras mexicanas puede suponer un ahorro de costes de hasta el 40%. Al respecto, Trump ha sugerido que estas empresas deberían pagar una sanción arancelaria que podría representar el 35% de la rentabilidad obtenida, lo que frustraría por tanto el beneficio de fabricar fuera de las fronteras estadounidenses.

Empleo e inversión en Estados Unidos

El destino de la inversión de 1.600 millones era para San Luis de Potosí, en México. Se preveía la preparación de la fábrica y una importante creación de empleo, que ahora será dirigida a Michigan (Estados Unidos).

En este caso la inversión se limitará a 700 millones de euros, pero la creación de unos 700 puestos de trabajo ha sido aplaudida por el mismo Trump. Sin embargo, no se realizará el desarrollo del nuevo Focus en esta planta de Michigan, sino que se invertirá en I+D dirigida al desarrollo de los coches eléctricos, uno de los sectores en los que Ford quiere entrar con más fuerza.

En lo relativo al nuevo Focus, Ford mantendrá su fabricación en México, pero lo hará en la fábrica ya existente de Hermosillo. No obstante, la inversión que se planifica en este caso será menos del 50% de la planteada inicialmente para San Luis de Potosí y, previsiblemente, no requerirá la contratación de nuevo personal.

De esta manera, Donald Trump le gana el primer pulso económico en inversiones a México y motiva a todas las empresas estadounidenses a hacer descender considerablemente todas las inversiones en el país vecino.

Como es lógico, esto ha afectado directamente a la valoración del peso mexicano en el mercado de divisas, continuando su caída libre desde el mismo día en el que el candidato republicano ganó las Elecciones Presidenciales en Estados Unidos. Unido a una creciente inflación, se considera que México podría afrontar 2017 como uno de los que más pérdidas le generará.

Sobre el autor

Marketing