Noticias Oportunidades de inversión

Deducción por inversión en nuevas empresas

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
Deducción por inversión en nuevas empresas
Escrito por Marketing

Realizar una inversión en una empresa de reciente creación puede parecer algo arriesgado, ya que supone poner invertir en algo cuyo éxito todavía desconocemos. Sin embargo, invertir en este tipo de empresas nos puede aportar muchos beneficios, más allá de los que nos aporte la propia empresa cuando tenga sus frutos. Invertir en nuevas empresas ayuda a que la economía del país prospere, y la Agencia Tributaria registra que aquellos inversores en nuevas empresas o de creación reciente podrán deducirse hasta 20% del total anual, siempre con ciertos límites. Se trata de un incentivo muy interesante para que los potenciales inversores opten por dar el empujoncito necesario a empresas que todavía están en pañales, pero que prometen.

Invertir siempre supone un riesgo, pero hay veces en las que lo supone menos que en otra. La propia bolsa consiste en invertir, al comprar y vender acciones, y se trata de un negocio muy lucrativo, por lo que las inversiones son una apuesta bastante segura. No obstante, y aunque parezca complicado, existen opciones de inversión que pueden aportarnos algo más que dinero. Invertir en una empresa que se está formando es ayudarles a crecer y a potenciar la creación de negocios en el país, lo que implica un crecimiento económico mayor. Es por eso por lo que el propio gobierno motiva a los empresarios a invertir en nuevos talentos a través de la deducción fiscal de cierto porcentaje.

Por qué invertir en empresas emergentes

Las posibilidades que se presentan a los ahorradores a la hora de utilizar su dinero son muchas, y todas ellas muy interesantes. La inversión es el recurso más común para aquellos que quieren emplear sabiamente su dinero, ya que se trata de una actividad que, a la larga, suele implicar mayores beneficios económicos. No obstante, el propio gobierno ofrece una serie de ventajas al realizar ciertas inversiones, pues aportar dinero a determinadas causas puede ayudar al crecimiento del país. Ese es exactamente el caso de la inversión en empresas emergentes, y es que potenciar y ayudar la creación de nuevos negocios es una necesidad económica. Invertir en este tipo de empresas no suele ser la opción por la que optan muchos ahorradores, ya que se trata de destinar parte de nuestro dinero a un proyecto de terceros, no sabiendo a ciencia cierta cuál es el futuro de dicho proyecto.

Esta incertidumbre se compensa con la propuesta gubernamental de deducir un porcentaje del IRPF a aquellos ahorradores que decidan tomar esta medida. El apoyo a nuevos empresarios es clave para el desarrollo de la economía, de ahí que la propia Ley premie a aquellos que invierten en nuevos negocios.

No obstante, más allá de la deducción aplicada, invertir en empresas de reciente creación puede resultar muy práctico de cara a nuestros propios negocios. Hoy en día, las posibilidades de que una empresa triunfe en el mercado son bastante altas, gracias precisamente a la innovación tecnológica con la que cuentan la mayoría, por lo que nuestra inversión está fundamentada no ya solo en las ventajas que nos aporta la deducción fiscal sino también por los prometedores resultados que presentan las empresas emergentes. Financiar un negocio de estas características no es complicado y resulta muy satisfactorio, y esto nos lo señalan más al detalle en esta página especializada en financiación para empresas y tipos de inversiones.

Además, la deducción fiscal no es únicamente estatal. Cada comunidad autónoma cuenta con sus propias leyes al respecto, por lo que la deducción se sustentará en la combinación entre la estatal y la autonómica. La autonómica nunca se realiza sobre la misma cantidad que deduces de cara al Estado, pero el poder recurrir también a ella implica que tu ahorro anual en cuestión de impuestos será mucho mayor. Y, más allá de los beneficios económicos de esta actividad, si eres empresario te habrás visto en la situación de necesitar un empujón al empezar. Invertir en nuevas empresas es ofrecer a los nuevos emprendedores las oportunidades que o bien tuviste o bien te habría gustado tener, y es ayudar a que la rueda de la economía fluya correctamente, lo que, de manera indirecta, también te beneficia a ti.

Si eres ahorrador y estás pensando en cuál es tu mejor opción de inversión, las ventajas que te ofrece el invertir en empresas de nueva creación son muchas en comparación con las que puede ofrecerte cualquier otro tipo de inversión, tanto a nivel económico, como fiscal e incluso ético.

Sobre el autor

Marketing