Noticias

La inversión en el teléfono plegable de Samsung tendrá que esperar

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
Samsung retraso

El Samsung Galaxy Fold requerirá una inversión de unos 2.000 euros para poder disfrutarse, pero no le faltaban compradores. Lo que ahora falta es el dispositivo, dado que la marca surcoreana ha anunciado un retraso no definido de su lanzamiento.

Advertencias de la pantalla en el Samsung Galaxy Fold

Antes de su salida oficial, la compañía prestó varios dispositivos a periodistas, con el fin de contar con sus análisis, esperando que el buen rendimiento del teléfono incentivara las ventas.

Lo cierto es que, efectivamente, el teléfono móvil de Samsung cumple con lo prometido. Las críticas parecía que iban a ir en el camino deseado. Pero un obstáculo ha aparecido de repente. La pantalla del teléfono no funciona bien.

Varios periodistas han informado a la compañía, que el Samsung Galaxy Fold presenta fallos en la pantalla, como parpadeos o incluso bultos. Algunos profesionales hasta han creído que se podía extraer un film de protección que tiene, rompiendo así la pantalla del dispositivo. La compañía advierte que esto se advierte claramente, como otros periodistas han confirmado, pero lo cierto es que cualquier confusión implica una necesidad de análisis.

Samsung retrasa el lanzamiento del dispositivo

Todos estos problemas han motivado a Samsung a retrasar la fecha de lanzamiento oficial, prevista para el 3 de mayo.

De momento la compañía solo ha indicado que va a estudiar estos problemas, pero ya ha pasado tiempo y los reportes críticos se produjeron a los dos días de recibir los modelos.

Esto ha generado una gran desconfianza por parte de los compradores, inversores potenciales en este campo, dado que deberían destinar hasta 2.000 euros por el teléfono móvil más caro del mundo. Ningún error está permitido para un dispositivo de este nivel.

También hay un recuerdo negativo que no se ha olvidado y es el Samsung Note 7, que también fue retirado del mercado. En su caso se trataba de un riesgo de incendio o explosión, por lo que no parece que haya una relación entre ambos. De hecho, la compañía ahora se jacta de ser una de las que mayor inversión destina a la seguridad física de sus terminales.

Sin embargo, para los compradores es un nuevo tropiezo de la empresa, con un smarthpone que prometía revolucionar el mercado. Si bien fue sorprendente, la competencia presentó enseguida modelos plegables a un menor precio. A Samsung se le complica de manera importante este nuevo segmento, en el que de momento no podrá ni competir hasta que el Samsung Galaxy Fold esté a la venta.