Noticias

La inversión en televisión de pago se incrementa a menor beneficio

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
televisión de pago

television de pago es una práctica cada vez más asentada entre los telespectadores españoles. De hecho, la inversión en este servicio de entretenimiento es cada vez mayor. Sin embargo, el hecho curioso es que el beneficio que genera a las empresas es menor que en años anteriores, cuando había menor número de abonados.

Situación de la televisión de pago en España

En base a datos ofrecidos por la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia), Movistar sigue liderando el mercado, con 4.090.000 abonados, pero su crecimiento respecto al año anterior es del 6,3%, en una época en la que la compañía se encontraba con una situación de preferencia.

El motivo se encuentra en Vodafone, cuya estrategia de abandono del fútbol por entretenimiento sigue su curso, pero ha tenido que sufrir inevitablemente la pérdida de un 7,4% de abonados, quedándose así en 1.292.000.

Orange, la tercera operadora en este mercado, se mantiene en un crecimiento del 13,8%, bastante más destacable que sus rivales, pero una cifra de abonados todavía inferior, de 689.000.

Los precios, principales causantes del menor beneficio

Para luchar en un mercado con este potencial, las operadoras han escogido la vía de los precios para resultar más atractivas. No ha resultado, pues si bien las cifras indican un aumento de la inversión de los telespectadores en este servicio, lo cierto es que los beneficios son considerablemente menores a lo esperado.

La facturación llega a los 2.162 millones de euros durante el ciclo de 2018, lo que comparado con el año anterior, supone un incremento de tan solo el 1,2%. En total, el número de abonados en España llega ya a 6,78 millones y el margen de crecimiento es cada vez más pequeño.

Los servicios de streaming, los principales rivales

Sin embargo, las operadoras no están solas en esta lucha. Además de los servicios que incluyen televisión de pago y que entran en disputa entre ellas, está el servicio de streaming, como el que mayor competencia refleja.

Netflix, HBO, Amazon Video y múltiples plataformas más anunciadas entre 2019 y 2021, presentan un mercado realmente competitivo los próximos años, en el que precisamente los precios están todavía más ajustados.

Limitados únicamente a un servicio de televisión, las operadoras no pueden competir con estas empresas en cuanto a costes, dado que ellos también incluyen telefonía móvil o Internet según cada caso.